Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco

Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial

Euskadi.eus

Inicio

Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Medio Ambiente
  4.  
  5. Urdaibai
 
  • Facebook
  • Twitter
  • Blog
  • TouTube
  • Issuu
  • Google+

Regeneración del ecosistema dunar de la playa Laida (Urdaibai) [ LIFE / NATURE / 000031 / ES ]

Los sistemas dunares son escasos en la costa vasca. Sin embargo, antiguamente eran comunes allí donde había una playa. Durante los últimos 200 años los sistemas dunares se han visto reducidos, en el mejor de los casos, a pequeñas manchas residuales, reduciéndose así la estabilidad de las playas y el área litoral, donde se han conservado en estado precario especies únicas. Las dunas de Laida, junto con las existentes en Laga, son los únicos sistemas dunares que históricamente ha tenido la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Las dunas de Laida existieron hasta mediados de los años 50, cuando debido a una gran tempestad marina desaparecieron.

A partir de los años 60, el incremento de la presión humana sobre el litoral (pisoteo, extracción de arena, vehículos, etc.) evitó el asentamiento de la vegetación dunar en la playa, lo que incrementó la erosión y la pérdida de arena provocada por la acción del mar y del viento. La Reserva de la Biosfera de Urdaibai tiene entre sus objetivos prioritarios la regeneración y conservación de sus ecosistemas naturales.

En Laida se dan cita el interés social por preservar la playa para el disfrute y uso recreativo responsable con el interés ecológico por la restauración de un ecosistema que lleva 50 años desaparecido. El área de estuario en el cual se encuadran las dunas de Laida, se incluye en el LIC Zonas Litorales y Marismas de Urdaibai (ES2130007) y la ZEPA Ría de Urdaibai (ES0000144). La representación de las dunas en Urdaibai (13,3 ha) supone el conjunto de mayor extensión de la costa vasca, en la Red Natura 2000, se incluyen un total de 32,2 ha en la CAPV, de ellas, las dunas de Urdaibai representan un 41,3% de las superficies dunares de los LICs vascos. Estos ecosistemas son por tanto sumamente escasos, alterados y en proceso de regresión en la costa vasca. El proyecto de regeneración dunar en la playa de Laida se acomete con la colaboración del instrumento financiero de la Comisión Europea LIFE-Naturaleza.

REGENERACION DE PLAYAS. La formación de las dunas

Los sistemas dunares son ambientes dinámicos y frágiles. Pocos ecosistemas pueden transformarse tan rápidamente como las dunas. Para la formación natural de una duna deben confluir 3 elementos imprescindibles:

  • Disponibilidad de arena.
  • Viento capaz de movilizarla.
  • Un espacio donde acumularse.

La formación de una duna, paso a paso:

  1. Las olas arrastran la arena formando un depósito en el litoral. Con el paso del tiempo, este acúmulo llega a sobresalir y se forma una playa. La arena secada por el sol es fácilmente transportable por el viento.
  2. La regeneración de las dunas de Laida está basada en el conocimiento del funcionamiento del sistema litoral. Las labores de regeneración dunar realizadas tratan de ser un aliado que pretende acelerar los procesos naturales.
  3. No todos los vientos son capaces de mover la arena. Es necesaria una intensidad de viento superior a 16 km/h para que se produzca el transporte. Cuanto más intenso es el viento mayor es la capacidad de transporte de éste. En ausencia de obstáculos, el viento erosionará la superficie del arenal, devolviendo la arena al mar.
  4. El proceso de generación de la duna viene condicionado por la acción de obstáculos tales como conchas, guijarros, troncos, etc. que debilitan la fuerza del viento, provocando depósitos de arena fina a su alrededor. En Laida el viento sopla tanto desde el norte como desde el sur, acumulando arena junto a los obstáculos en ambos frentes. El viento es selectivo. Solo transporta arena fina. Las conchas se quedan y, a medida que la duna crece, las conchas se tapan.
  5. El principal obstáculo que acumula arena formando dunas es la vegetación. Las plantas captan arena en su base y crecen con la duna. A medida que la duna se forma, aumenta la diversidad de especies y se generan diferentes ambientes. La fijación de la vegetación estabilizará la duna en su conjunto, consolidando la playa frente a los agentes erosivos naturales.

LAS DUNAS EN EL AMBITO DE LA COSTA VASCA (PDF, 400 KB)

REGENERACION DE PLAYAS. La formación de las dunas (PDF, 392 KB)

LAS FUNCIONES DE LAS DUNAS

Las dunas costeras cumplen muchas funciones que a menudo pasan desapercibidas.

¿Sabías que?

  • Las dunas consolidan la playa, evitando las pérdidas de arena, propiciando el acúmulo de ésta y protegiendo el litoral. 
  • La estabilización de la duna evita el transporte de la arena hacia el interior del estuario, ralentizando la pérdida de calado en la ría y suponiendo un ahorro ambiental y económico en las labores de dragado.
  • Las dunas diversifican los usos de la playa. El relieve dunar genera zonas protegidas del viento que ofrecen mayor intimidad. Así mismo, favorecen alternativas de un ocio vinculado con la relajación, observación de la naturaleza y el relax durante las diferentes estaciones del año.
  • Las dunas crecen a lo largo y a lo ancho, ampliando la zona de uso público de la playa y generando espacios amplios para el ocio. Se incrementa así notablemente la superficie de playa para el disfrute del sol y del baño.
  • La duna diversifica el paisaje litoral haciéndolo más atractivo y natural.
  • La duna es un valioso hábitat para muchas especies en peligro. Recuperar su hábitat es responsabilidad de todos/as.

LAS FUNCIONES DE LAS DUNAS (PDF, 359 KB)

LA VEGETACIÓN DE LAS DUNAS

Las dunas, al ser ecosistemas escasos en la costa vasca, son áreas de conservación imprescindibles para muchas de nuestras plantas protegidas. Las dunas son el más inhóspito de los hábitats litorales, debido al dinamismo y pobreza en nutrientes del sustrato (arena), la salinidad del medio y la acción de los elementos (viento y oleaje).

Las plantas dunares desarrollan diferentes sistemas para sobrevivir en este duro ambiente. La mayor parte de ellas desarrollan hojas carnosas donde acumulan el escaso agua que pueden retener. Son plantas adaptadas a soportar el impacto de la arena transportada por el viento y el enterramiento parcial. Algunas de ellas, como el barrón (Ammophila arenaria) son captadoras naturales de arena, por lo que su ciclo de vida está íntimamente unido al proceso de captación. Otras, como la Correhuela marina (Calystegia soldanela) se desarrollan en superficie con bellas flores y subterráneamente por medio de raíces corredoras que estabilizan y dan consistencia a la duna al formar una extensa red de raíces subterráneas.

Trasnscurridos unos años desde que comenzó el proyecto de regeneración del sistema dunar de Laida es notoria la recolonización de las especies que un día poblaron este arenal. Las primeras en aparecer fueron la Oruga marina (Cakile maritima) la barrilla pinchosa (Salsola kali) y la Centinodia marítima (Polygonum maritimum) formando dunas embrionarias.

Posteriormente, al abrigo de las plantaciones de Ammophila arenaria y Elymus farctus se han desarrollado otras plantas como la Honkenya peploides , el cardo marino (Eryngium maritimum), el tártago marino (Euphorbia paralias) y la bella azucena de mar (Pancratium maritimum). En la primavera de 2004 llegaron los primeros tarays (Tamarix gallica). Además de las circunstancias medioambientales naturales (viento, temporales marinos, etc..) La principal amenaza para estas frágiles plantas está en el pisoteo y la aparición de plantas exóticas invasoras que compitan con ellas por el espacio dunar.

LA VEGETACIÓN DE LAS DUNAS (PDF, 415 KB)

LOS HABITANTES DE LAS DUNAS

Las dunas costeras han sido desde antiguo lugares de cría para algunas especies de aves. Por desgracia, hoy en día ninguno de los arenales de la C.A.P.V. alberga aves nidificantes debido a la limitada extensión de sus arenales y dunas y la presión humana ejercida sobre estos lugares en época de cría. Una de las aves más interesantes es el chorlitejo chico. Esta bella ave que está catalogada como “especie vulnerable”, es una de las aves nidificantes potenciales de las dunas. El ostrero es otra ave que a buen seguro nidificó en nuestras costas, cuando éstas eran más tranquilas y salvajes.

Al igual que las plantas, en las dunas viven animales interesantísimos por su singularidad y por su precario estado de conservación. En las dunas se desarrollan insectos con diferentes estrategias de supervivencia. El lobo de las abejas (Philantus triangulum) es una avispa errante que depreda sobre insectos de su mismo tamaño e incluso mayores como la abeja de la miel. El escarabajo tigre (Cicindela hybrida) es un especialista depredador de las dunas. De todos ellos destaca la hormiga león (Myrmeleon fornicarius). Este singular insecto construye trampas en forma de embudo sobre la arena con el fin de capturar hormigas que resbalen hasta su base donde son capturadas.

En las dunas también aparecen reptiles, entre los que destaca el Eslizón tridáctilo, auténtica joya faunística de las dunas. Este inofensivo reptil, similar al lución, aún conserva dos pequeñas manos. Cabe reseñar que durante el invierno se ha detectado la presencia de focas procedentes del norte de Europa.

Las dunas costeras son también importantes áreas de descanso para algunas especies de aves en los períodos de migración (otoño y primavera).

LOS HABITANTES DE LAS DUNAS (PDF, 379 KB)

LA ARENA CONTIENE MILES DE ELEMENTOS

La arena es un sustrato sedimentario proveniente de la acción erosiva del mar contra nuestro litoral. La composición litológica de cada porción de litoral condiciona el tipo de arena presente en cada playa. Otro grupo interesantísimo son los foraminíferos. Estos animales microscópicos son utilizados como bioindicadores. En la arena de Laida se han observado foraminíferos procedentes de mar abierto. Este hecho confirma la procedencia marina de la arena de la playa de Laida. La arena de la playa de Laida es fruto del intenso trabajo erosivo que la mar ejerce sobre las rocas que forman la costa. El mar arrastra guijarros y conchas y los golpea contra los acantilados, rompiéndolos en fragmentos cada vez más finos creando la arena. Estos fragmentos diminutos son transportados por las corrientes marinas y depositados en las áreas de sedimentación, es decir, en las playas.

En Urdaibai la mayor parte de las playas están formadas por arenas de grano medio y fino aunque en determinadas calas aparece arena gruesa e incluso guijarros, cantos o bolos. La arena además de materias inertes (cuarzo, feldespatos, clastos de roca y trozos de conchas) acoge una gigantesca comunidad de invertebrados microscópicos. Entre ellos destacan los colémbolos encargados de metabolizar la escasa materia orgánica existente en la arena y convertirla en energía útil por las plantas.

LA ARENA CONTIENE MILES DE ELEMENTOS (PDF, 427 KB)

¿QUE PUEDES HACER TÚ?

El proyecto de regeneración de la duna de Laida requiere de tu colaboración. El éxito de este proyecto radica en el respeto a ciertas normas básicas de comportamiento.

Si queremos disfrutar de una playa más bella y amplia deberemos convivir en armonía con las dunas y sus habitantes.

  • No sobrepasar el perímetro de las dunas.
  • Recuerda que las dunas están en pleno proceso de formación. El pisoteo puede provocar graves daños en la vegetación.
  • No recojas plantas de las dunas.
  • Recuerda que la mayor parte de estas plantas se encuentran protegidas. Todas las plantas son importantes. Respétalas.
  • Prohibido el acceso a la playa en vehículos no autorizados.
  • Prohibido acampar.
  • No deposites basuras en las dunas.
  • Por favor, llévate los residuos que puedas generar (colillas, plásticos, restos orgánicos,..) y deposítalos en un contenedor.
  • Respeta la señalización existente en la playa.
  • Utiliza sólo los caminos interiores señalizados de las dunas.

El proyecto de regeneración de la duna de Laida requiere de tu colaboración (PDF, 669 KB)

EL PROYECTO

El proyecto surge ante la preocupante situación que ofrecía la playa de Laida a mediados de los años 90, con una pérdida de más del 50% de su extensión. Analizada esta situación se realiza un proyecto piloto para observar la dinámica de captación de arena en la playa.

La idea fundamental del proyecto consistía en restaurar la playa de Laida mediante la regeneración de sus dunas, consiguiendo la recuperación de un ecosistema desaparecido hace 50 años.

Se realizó en la zona noroeste de la playa. Se colocaron captadores de arena y se protegió el área piloto con valla cinegética para evitar el pisoteo. El resultado confirmó la capacidad de la playa para poder albergar de nuevo un gran sistema dunar capaz de estabilizar y consolidar la playa de Laida.

  • Se colocaron barreras de captadores de arena sobre estos vertidos para evitar la pérdida de estas arenas, asentando la primera fase de regeneración del sistema dunar. Durante este espacio de tiempo se logró estabilizar un área supramareal de unos 10.000 m2, captando cerca de 7.000 m3 de arena y alcanzando la duna una cota de unos 7,5 m.
  • Una vez captado un volumen determinado de arena se realiza la plantación de plantas captadoras propias de dunas. Las especies utilizadas fueron: Barrón y Elymus farctus.
  • Se realizó un cierre perimetral con el fin de disuadir la entrada a la zona en regeneración, evitando de esta manera el pisoteo.
  • Seguimiento y evaluación sedimentológica del proyecto por parte de un equipo formado por científicos de la Universidad del País Vasco y de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.
  • Se realizó un vertido de arenas procedentes del dragado de la ría con el fin de reintegrarlas en el sistema y acelerar la regeneración de la duna.
  • A partir del año 2003 se instalan nuevos captadores de arena en varias áreas, en función de los estudios de dinámicas de vientos dominantes.
  • En Junio de 2004 se ha realizado una plantación de 225.000 plantas sobre las áreas de regeneración.
  • Durante el verano de 2004 se inicia una campaña de información y educación ambiental, orientada a los usuarios de la playa y los habitantes de los municipios de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai

PROYECTO DE REGENERACION DE LAS DUNAS DE LAIDA (PDF, 396 KB)

EDUCACIÓN AMBIENTAL

En el año 2004 se inicia la campaña informativa, desarrollándola durante 2004-05-06 durante los meses Julio, Agosto y Septiembre.

Se instaló una exposición en la playa de Laida y los pueblos de alrededor. Y además, en los pueblos de los alrededores se repartió diverso material informativo; tripticos, comics, pasatiempos…

RECORRIDO FOTOGRÁFICO

VÍDEOS

Fecha de última modificación: 12/05/2017
Euskadi, bien común