Lugares

imagen cabecera lugares

Pagoeta   -   Zonas Especiales de Conservación (ZEC)

Medio Biótico

Medio Biótico

Fauna

Aprovechan los recursos de estos bosques los herrerillos, carboneros y el trepador azul (Sitta europea), que sube y baja grácilmente por los troncos. El trepador utiliza el hueco horadado por el pico carpintero en el tronco de un roble y lo estrechará con una capa de barro, para impedir el paso de depredadores.

A los ciervos introducidos y mantenidos en semilibertad hay que sumarle una buena población de corzos, que pueden avistarse a primeras horas del día pastando en los prados.

Flora y Vegetación

PagoetaLa máxima altitud que alcanza este enclave, 714 m (Olarteta), indica su pertenencia principalmente al piso colino o dominio del roble. A pesar de que los robledales actualmente ocupan en Pagoeta una superficie reducida en comparación con otras formaciones vegetales, tienen gran valor ecológico, ya que en el resto de la provincia apenas existen manchas de roble dignas de consideración. El roble se mezcla con otras especies arbóreas (castaños, fresnos, abedules, sauces, alisos, arces, serbales e incluso algún viejo tejo de considerables dimensiones), pero especialmente con el haya, que desciende de las montañas y desplaza al roble y otras especies dado su carácter invasor. Además, la intervención humana, sobre todo las talas para carboneo, han favorecido la expansión del hayedo. Ese mismo carácter invasor lo encontramos en la acacia (Robinia pseudoacacia), especie norteamericana que llega a formar rodales monoespecíficos.

Al caminar debajo del robledal se aprecia fácilmente la mayor luminosidad que invade el bosque, en comparación con el ambiente sombrío que reina en el hayedo. El sotobosque lo agradece, y además de muchas de las especies que consiguen brotar en el hayedo, encontraremos plantas específicas de estas formaciones. Árboles como el arraclán (Frangula alnus), el acebo (Ilex aquifolium) o el majuelo (Crataegus monogyna), acompañan a los corpulentos robles; abundan distintas especies de zarzas y brezos, y no es raro ver madreselvas de olorosas flores (Lonicera peryclimenum), lechetreznas (Euphorbia amygdaloides), la hierba de San Lorenzo (Sanicula europaea), o la ortiga amarilla (Lamiastrum galeobdolon). También existe una gran diversidad de helechos, sobre todo en los fondos de los valles: coronas de Polistichum setiferum, la delicada Blechnum spicant, Polypodium cambricum, encaramada a viejos robles, helechos hembra, Athyrium filix-femina y helechos macho Dryopteris affimis e incluso algún raro ejemplar de Stegnogramma pozoi.

La campiña situada en la orla de los bosques, los setos de los prados, los pastizales de las cumbres e incluso algun encinar como el de Burnigurutze, completan el panorama vegetal de Pagoeta. También aparecen plantas exóticas con fines madereros como el abeto, alerce, ciprés de Lawson y el roble americano.

Referencias

Informes y estudios

(12) 2015. Diversidad estructural, integridad ecológica y patrones de regeneración en masas de roble y haya en la ZEC Pagoeta, Errotuz.